miércoles, 3 de noviembre de 2010

Pancho Villa

En esta ocasion les traigo un post acerca de uno de los mas grandes heroes Mexicano, El Dorado Mayor, el Gral. Francisco Villa, el post es un poco largo pero no hubo forma de acortarlo, por lo cual les recomiendo que si no tienen tiempo de leerlo todo, por lo menos vea los 3 primero videos, los cuales son de History Chanel y cuentan con la colaboracion de Paco Ignacio Taibo la verdad estan muy buenos y de ahi pasen a leer las curiosidades hacerca de Villa las cuales se encuentran al final del post son solo 10 pero les aseguro que los sorprenderan. Bueno ya sin mas vamos al post.

Su verdadero nombre era Doroteo Arango. Nacido en la hacienda de Río Grande, jurisdicción de S. Juan del Río, Durango, era hijo de Agustín Arango y de Micaela Arámbula.

(videos de History Chanel de Paco Ignacio Taibo II)







Dedicado desde la infancia a las labores del campo, pronto fue excelente caballista. Huérfano todavía adolescente, jefe de familia, defendió a una hermana ofendida por uno de los dueños de la hacienda en cuyas tierras trabajaba, y que abandonó para rehuir la persecución de una justicia parcial. Cambió entonces su nombre por el que se hizo famoso no sólo en la historia de la Revolución Mexicana, sino en todo el mundo, que le conocerá por Pancho Villa.


Los hechos de los años anteriores a su adhesión a la campaña de Madero, señalan las fallas del hombre rudo e impulsivo dependiente de una sociedad que le tolera, o que le acosa cuando le considera fuera de su propia ley.


Villa se unió a la campaña maderista en 1909, bajo la influencia de Abraham González, gobernador a la sazón del estado de Chihuahua. Aunque Villa no tuvo educación escolar, sus actividades comerciales le habían hecho aprender a leer y escribir. Su compromiso de levantarse en armas contra la dictadura de Porfirio Díaz, lo cumplió el 17 de noviembre de 1910, al atacar la hacienda de Cavaría, en Chihuahua, al que le siguieron los encuentros de San Andrés, Las Escobas y Ciudad Camargo.


Desde un principio se destacaron sus dotes como combatiente y organizador, ayudado por el exacto conocimiento del terreno que pisaba. Conoció a Francisco I. Madero, en la hacienda de Bustillos, ante el cual se presentó con regular número de tropa, disciplinada y bien pertrechada. Recibió entonces el grado de coronel. Es significativo que ya figurara entre militares de mayor historia, entre los que concurrieron a la junta convocada por Madero el 1 de mayo de 1911, frente a Ciudad Juárez, para concertar la paz.


De acuerdo con Pascual Orozco, Villa atacó Ciudad Juárez y obtuvo uno de los primeros y más señalados triunfos de la revolución incipiente. Al triunfo de la lucha armada, Villa se dedicó al comercio. Radicado en la ciudad de Chihuahua, fue introductor de ganado y dueño de varias carnicerías. Su nueva etapa en los campos de batalla se inició al producirse la rebelión de Pascual Orozco. Combatió en territorios de Chihuahua y de Durango, en donde engrosó sus filas. En Torreón se incorporó a las tropas de Victoriano Huerta, encargado por el gobierno de Madero para someter a los orozquistas.


Por su lealtad y méritos en campaña ascendió a general brigadier honorario. Triunfó en Conejos y en la importante acción de Rellano. El recelo de Victoriano Huerta le provocó dificultades, y estuvo a punto de ser fusilado. Remitido preso a la ciudad de México, se fugó de la cárcel Militar en 1912, y pasando por Guadalajara y Manzanillo, marchó a Estados Unidos.


Regresó al país a la muerte de Madero; se internó por Chihuahua con sólo ocho hombres, a los que se unieron pronto miles de soldados que le siguieron en sus acciones de guerra. Fue auxiliado con dinero por el gobernador de Sonora, José María Maytorena. Combatió contra los generales Salvador R. Mercado y Félix Terrazas. A este último le hizo 237 prisioneros, que fusila en cumplimiento de la Ley de 25 de enero de 1862.


En Ciudad Jiménez, en septiembre de 1913, se constituyó la famosa División del Norte, poco antes del ataque a Torreón, y que su origen comandó Villa. Las dos batallas que precedieron a la toma de Torreón, ocurridas el 30 de septiembre de 1913 y abril de 1914, son consideradas dignas de figurar en tratados en materia bélica.

De vuelta a Chihuahua, atacó a la capital, y con la rapidez que desconcertaba a sus adversarios, marchó sobre Ciudad Juárez que ocupó el 15 de noviembre de 1913. Dio después la batalla de Tierra Blanca, en la que desarrolló su intuición militar. Toda una división federal fue derrotada, apoderándose de parque e implementos. Ganó al poco tiempo la batalla de Ojinaga, y el 8 de diciembre de 1913 entró a la ciudad de Chihuahua, donde asumió el cargo de gobernador provisional.


Demostró capacidad administrativa; restableció el orden, abarató los artículos de primera necesidad, abrió el Instituto Científico y Literario; condonó contribuciones atrasadas, y emitió papel moneda. Aunque dejó el gobierno el 8 de enero de 1914 en la práctica, ejerció el poder varios meses más. En marzo combatió en Gómez Palacio, ya incorporados a la División del Norte los generales Felipe Ángeles, José Isabel Robles y Raúl Madero.


Desde sus primeros triunfos se suscitaron hondas diferencias con Venustiano Carranza. Éste le ordenó tomar la ciudad de Saltillo, regateándole por otra parte pertrechos necesarios para llevarlo a cabo, mientras que, al mismo tiempo, se fraguaban maniobras políticas entre los elementos villistas y las autoridades civiles de Chihuahua. Sin embargo, obedeció Villa las órdenes de Carranza y tomó a sangre y fuego la plaza de Zacatecas el 23 de junio de 1914. Esta victoria decidió el triunfo de las armas revolucionarias y la caída de Victoriano Huerta. Ahondada la división con Carranza, interviene el general Álvaro Obregón cerca de Villa, que estuvo a punto de fusilar al enviado de México.


Inaugurada la Convención el 1 de octubre, se trasladó el 10 a Aguascalientes Ahí se unieron zapatistas y villistas en contra de los afectos a Carranza. La Convención cesó a Villa y a Carranza de sus cargos pero bajo la presidencia del general Eulalio Gutiérrez, Villa fue designado jefe de Operaciones de la Convención. Entró a la ciudad de México con Emiliano Zapata el 6 de diciembre de 1914.


La controversia política se desplazó a los campos de batalla; Villa fue derrotado en la zona del Bajío: Celaya, León y Trinidad. Se vio obligado a regresar a su punto de partida, al norte, donde siguió combatiendo hasta 1915. Fracasó en una incursión sobre Sonora. Atacó Columbus, lugar fronterizo de Estados Unidos, y provocó la llamada Expedición Punitiva. Sus tropas se redujeron y aunque tuvo fuerzas para amedrentar a los congresistas de Querétaro (1916-1917), Villa había perdido su categoría de jefe de ejércitos para volver a su condición de temido guerrillero, y entrar en la leyenda.


Nombrado presidente interino Adolfo de la Huerta en 1920, se efectuó en mayo de 1920 una entrevista cerca del pueblo de Allende, Chihuahua, entre los generales Francisco Villa e Ignacio C. Enríquez, con el objeto de que el primero reconociera al gobierno surgido del Plan de Agua Prieta, y de que depusiera las armas, ya que Venustiano Carranza, contra quien luchaba, había sido muerto. Antes de concluir las entrevistas y como las tropas de Enríquez planeaban aprehender a Villa, éste esquivó estas tropas y se retiró.


Por fin Villa se amnistió gracias a los buenos oficios de su amigo Elías Torres, firmándose los Convenios de Sabinas. Se le reconoció el grado de general de división con haberes completos, y recibió en propiedad el Rancho de Canutillo de 25 mil hectáreas, cercano a Hidalgo del Parral, Chihuahua, que explotó con sus antiguos compañeros de la División del Norte, los Dorados.



El 20 de julio de 1923, Villa, en compañía de su fiel compañero de armas, el coronel Miguel Trillo, cae asesinado víctima de una emboscada que le tiende Jesús Salas Barraza en las entradas de la ciudad de Parral.

Sus restos fueron profanados en febrero de 1926, cuando un estadounidense viola la tumba en donde descansaban y se llevó a su país la cabeza del Centauro del Norte. En 1967 se colocó su nombre, con letras de oro, en el recinto de la Cámara de Diputados, y el 20 de noviembre de 1969 se inauguró una estatua ecuestre con la efigie de Villa en la ciudad de México.

Esta es una mascara Mortuoria del general Villa  


Este es el auto en donde murio el General, cuentan que un Governador  lo quiso restaurar para
salir a pasear en el.


Fuente: Diccionario Porrúa de Historia

Curiosidades

1. Luego de una supuesta insubordinación ante Victoriano Huerta durante la campaña contra Pascual Orozco que casi le cuesta la vida, Pancho Villa fue trasladado a la penitenciaría de Lecumberri en donde estuvo de junio a noviembre de 1912. En diciembre fue trasladado a la prisión de Santiago Tlatelolco y de ahí se fugó el día de Navidad a las 3 de la tarde. Se dice que durante su estancia en la cárcel aprendió a leer y a escribir, y que fue el general Bernardo Reyes –también prisionero- quien le enseñó los principios de la estrategia militar, pero sólo son rumores, al parecer Villa ya sabía escribir y tenía el instinto nato del guerrero.


2. La toma de Ciudad Juárez durante la revolución Constitucionalista en 1913 le dio fama internacional a Villa porque fue comparada con la epopeya mítica del Caballo de Troya. El Centauro interceptó un convoy de las tropas federales que se dirigía hacia el sur de Chihuahua; subió a todos sus hombres a los vagones, envió una avanzada para que tomaran las estaciones telegráficas y mandó un mensaje a Ciudad Juárez diciendo que el convoy debía regresar porque la vía estaba destruida, la habían destruido los villlistas. Los federales lo creyeron a pie juntillas y cuando el tren ingresó en la ciudad fronteriza, se abrieron los vagones y en un santiamén tomaron la ciudad.

3. Martín Luis Guzmán, en su obra El águila y la serpiente definió a Villa como un felino: “Veníamos huyendo de Victoriano Huerta, el traidor, el asesino, e íbamos por la misma dinámica de la vida y por cuanto en ella hay de más generoso, a caer en Pancho Villa, cuya alma, más que de hombre, era de jaguar; jaguar en esos momentos domesticado por nuestra obra, o para lo que creíamos ser nuestra obra; jaguar a quien, acariciadores, pasábamos las manos sobre el lomo, temblando de que nos tirara un zarpazo”.

4. El general Felipe Ángeles llegó a las inmediaciones de Zacatecas a mediados de junio de 1914 para planear el asalto sobre la ciudad, último reducto importante de los huertistas. Una vez dispuesta la batalla, Ángeles decidió aguardar la llegada del Centauro, pues era el general en jefe quien a su juicio, debía encabezar el ataque. Villa dio la orden de que la batalla empezaría a las 10 de la mañana del 23 de junio y la señal convenida para cargar sobre el enemigo sería el disparo de un cañón.

5. Tras firmar un jugoso contrato con la Mutual Film, el Centauro se comprometió a no realizar ningún ataque por la noche debido a que las cámaras cinematográficas de entonces no podían filmar sin la luz del día; también aceptó repetir algunas escenas si así lo exigía el director.

6. Fue tal la admiración y agradecimiento que siempre le tuvo Villa a Francisco I. Madero que cuando ocupó la capital del país en diciembre de 1914, su primera acción fue ir al Panteón Francés de la Piedad a depositar una ofrenda ante el sepulcro de Madero, ante el cual lloró amargamente durante varios minutos. En los días siguientes rebautizó la calle de San Francisco y Plateros con el nombre de “Avenida Francisco I. Madero”.

 villa llora ante la tumba de Madero.

7. Durante la ocupación de la ciudad de México, Villa no perdió oportunidad de ir al teatro Colón a regodearse con el teatro de revista y las sugerentes tiples que actuaban ahí. En ese foro actuaba María Conesa, la famosa “gatita blanca”. La célebre actriz actuaba en Las Musas latinas y en el número de Las Percheleras, acostumbraba bajar a las lunetas con una navaja en la mano para jugar con el público masculino. Se acercó a Villa y le arrancó los botones del uniforme militar. Esta acción fue suficiente para que el Centauro cayera rendido a sus encantos y en los siguientes días fue tal su acoso, que la Conesa tuvo que esconderse hasta que Villa desistió de su amoroso interés.

8. “Ese Pershing vino aquí como un águila y se fue como una gallina mojada”, comentó Pancho Villa al enterarse de la retirada de los estadunidenses que durante casi un año, desde marzo de 1916 hasta febrero de 1917, encabezaron la expedición punitiva, al mando del general John Pershing, en territorio mexicano, buscando a Villa para capturarlo y hacerlo pagar por haber invadido territorio norteamericano al atacar la población de Columbus, Nuevo México.


9. Durante el juicio militar que lo llevó a la muerte, el general Felipe Ángeles, frente al jurado, defendió y justificó a Villa. “Como he dicho antes, la misión que traje fue de conciliación, fue de aconsejar a Villa, porque Villa es bueno en el fondo: a Villa lo han hecho malo las circunstancias, los hombres, las injusticias, eso le ha perjudicado”.


10. La historia oficial y el sistema político que surgió de la revolución mexicana, irónicamente trasladó los restos de Villa al monumento a la Revolución para colocarlos junto a los despojos de dos de sus enemigos históricos: Venustiano Carranza y Plutarco Elías Calles.

fuente: http://bicentenario.com.mx









7 comentarios:

  1. orale...

    ahora si como dijo el don en el tercer vidio... "el es de antier..."pero sabe mas que yo...!! jejejjejej

    ResponderEliminar
  2. No se coman todo lo que les cuentan, Francisco Villa fue un títere de los gringos, quien creen que financió un levantamiento en contra del gobierno de ese entonces, el pueblo, por favor, el pueblo no tenía ni para comer, solo vean la historia de hitler o de saddam, es lo mismo desde que los gringos establecieron su país, siempre manipuladores.

    ResponderEliminar
  3. pues ay muchas cosas que no sabia, estudie toda mi vida en escuela publica, y creo que es asta cuando tus profes de la universidad te empiezan a contar un poco de la historia de mexico t das poquito cuenta q todo lo que sabias es relativamente sierto. Q algunas cosas si pasaron como dicen los libros pero ay mucho que desconoces ....

    ResponderEliminar
  4. Por favor, y por ustedes mismos, no escriban con faltas de ortografía.

    ResponderEliminar
  5. Falso, ElGral Villa ya sabia leer y escribir cuando estuvo preso, incluso hizo amistad con un zapatista apellidado Magaña el cual le presto libros de historia. Por otra parte uno de los motivos mas grandes para escapar de prision fue el temor a ser asesinado por partidarios de Feliz Diaz y/o Bernardo Reyes

    ResponderEliminar
  6. velhojohn@ymail.com12 de abril de 2013, 0:59

    Ai ai ai Compadre!
    Caramba!

    ResponderEliminar
  7. velhojohn@ymail.com12 de abril de 2013, 1:04

    Y Viva Mexico!

    ResponderEliminar

En este Blog puedes usar los siguientes atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <pre> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Related Posts with Thumbnails



Sigueme en Facebook
Sigueme en Twitter